Conozca a Betty

Transparente. Competente. Autentica. Bondadosa. Realista. Encara y resuelve retos. Betty Yee, la Fiscal del Estado anterior es una líder que extraordinariamente se ha preparado para enfrentar estos momentos difíciles en California.

Betty Yee primero demostró su liderazgo cuando tenía ocho años y comenzó a tomar las riendas de la tintorería de sus padres. pasaría con el tiempo a manejar las finanzas de gobierno para la quinta economía más grande del mundo como la Fiscal del Estado en California. Durante casi 40 años de servicio público, Betty ha desarrollado una reputación de alta capacidad por competente, transparente y en solidaridad con una posición de principio por la verdad. Ahora, cuando las cosas no se sienten ubicadas en nuestro Estado, Betty Yee está lista para tomar las riendas como nuestra líder y Gobernadora, para que todo suma finalmente para todos en California otra vez.

Defensora de su familia: una Líder desde el principio

Betty nació en San Francisco de padres chinos inmigrantes. Su familia vivía en un apartamento de una recamara en la parte posterior de la tintorería familiar donde compartió una cama sofá con sus cuatro hermanas. Durante el día Betty iba a la escuela pública usando ropa hecha por su madre.

Los padres de Betty no hablaban inglés, así que, a los ocho años, Betty comenzó a manejar la contabilidad del negocio–manejando a los vendedores y bancos para asegurarse que el trabajo se hiciera. Desde el principio, Betty aprendió la importancia de los números y el significado para su familia. Si las ganancias de la semana salían cortas, la familia tendría un cartón de leche o barra de pan menos. Betty aprendió que cuando las cosas están desequilibradas que a veces, muchas comunidades las dejan atrás.

Una estudiante trabajadora, proveedora de cuidados y una voz activa sobre la salud pública.

Betty consiguió su educación universitaria en UC Berkeley y Golden Gate University por si misma. Durante su tercer año universitario, su padre tuvo problemas con sus riñones. Betty se convirtió en su defensora y lo ayudo a navegar el sistema de salud hasta la edad de 63, cuando falleció. Esta experiencia fortaleció su apoyo por un sistema de salud universal.

Poco después, justo cuando Betty comenzaba su trabajo en salud pública, la crisis del SIDA surgió. Entonces encabezo esfuerzos para educar a las comunidades locales sobre los riesgos de salud y consiguió fondos garantizados para ayudar con la epidemia. También trabajo sobre las cuestiones de la violencia doméstica, salud y bienestar, cuidado de ancianos y ayudo hacer frente al tema de la desigualdad en salud con las mujeres de bajos ingresos.

Aumentando los salarios y luchando por oportunidades economicas como la Directora de Presupuestos para el Gobernador.

Como la Directora de Presupuestos para el Gobernador Gray Davis, Betty encabezo el desarrollo del presupuesto estatal y lo llevo a cabo con la asamblea legislativa. En esta capacidad, ella lucho para una oportunidad económica para todos los Californianos y estableció el salario mínimo para los cuidadores de salud y realizo progreso sin precedente en el área del medio ambiente-donde trabajo con la Administración de Clinton para proteger el ecosistema del delta y con el Gobernador implemento la primera ley en el país que requirió a los concesionarios de autos que limitaran las emisiones de carbón.

Responsabilizo a las empresas y lucho contra la discriminación en el California Board of Equalization .

Como una integrante votada para servir en el State Board of Equalization-la junta directiva para las apelaciones de impuestos estatales-Betty hizo que el código de impuestos fuera más justo para las familias trabajadoras. Se enfrento a las empresas multinacionales para asegurar que pagaran su debida parte de impuestos. Ayudo a cambiar el código de impuestos para asegurar la igualdad en los impuestos de propiedades para las parejas del mismo género, y para permitir que conjuntamente declaren sus impuestos estatales cada año. Estos cambios fueron fundamentales en las decisiones de la Corte Suprema de EE. UU. para la igualdad en el matrimonio. También ayudo a reducir los costos de los medicamentos con receta y abogo para los inmigrantes, y todos aquellos, sin acceso a un banco.

Como la Fiscal del Estado, demostró lo que un gobierno competente y responsable puede lograr.

En el 2014, la trayectoria de Betty comenzó con su administración de la contabilidad del negocio familiar, culminando en su elección como la Fiscal del Estado, donde administro la contabilidad de la quinta economía más grande del mundo, California. Betty transformo una oficina de 1,400 empleados a una oficina de trabajo más integrante y enfocada en excelencia operativa; lo cual le otorgo la distinción de “fiscal de primera intervención” durante COVID19.

Como Fiscal, Betty planteo su poder para trabajar como defensora de la gente trabajadora, el medio ambiente y los recursos naturales.

  • Descubrió el malgasto de $7.3+ billones por el estado y gobiernos locales.
  • Aseguro que California no obtuviera prestamos externos para pagar los gastos del estado.
  • Hizo que las compañías de seguros de vida pagaran beneficios de fallecimiento a los sobrevivientes en lugar de embolsarse los beneficios de los seguros de vida para sus propias ganancias.
  • Protegió los beneficios de retiro de más de tres millones de empleados estatales, los cuales incluye a un millón de profesores. Esto ayudo a proteger a los empleados y a estabilizar los fondos para pensiones de retiro en California.
  • Encabezo el Foster Youth Tax Credit para dar asistencia de suma importancia a los jóvenes con capacidad adoptiva de hoy y ayer.
  • Protegió miles de trabajos durante COVID19, por medio del trabajo con el Gobernador donde previno a que los puertos se endeudaran.
  • Betty cerro la última plataforma petrolera estatal en el Estrecho de Santa Barbara.
  • Se enfrente a la Administración de Trump para defender la costa y proteger el acceso a la costa para todos los Californianos.

Abogo para la gente y el planeta como una líder de los negocios sin lucro.

Hoy, Betty es miembra de la mesa directiva de Ceres, una organización sin lucro, a nivel nacional, que trabaja con inversionistas y empresas para acelerar los temas sobre los riesgos del medio ambiente. Como miembra de la mesa directiva de College Futures Foundation, asegura que la educación universitaria o a nivel más alto pueda llegar al alcance de los estudiantes más retados, sin importar en qué estado se encuentren para poder lograr un mejor estado económico.

Betty es la Vicepresidenta del Partido Democrático de California, donde siempre apoya organizar la participación de los votantes y con organizaciones asociadas, identificando candidatos para el future para puestos locales.

Una líder muy codiciada para hablar e informar sobre diferentes temas, Betty consistentemente lleva a cabo su agenda basada en su práctica habitual de aconsejar a personas aspirando a ser lideres en el sector público en póliza, servicio y política.

Betty, hoy en día, comparte una parte de su tiempo al cuidado de su madre que tiene más de 100 años. Vive en la bahía de San Francisco con su esposo, Rabino Steven B. Jacobs, un líder del movimiento interreligioso, que ha pasado toda su carrera abogando por los derechos civiles y derechos humanos de todos.